Chuyapi Urusayhua: Joya natural de la región ahora es área de conservación regional


Cusco consolida conservación de su patrimonio natural que protegerá el ecosistema ‘yungas peruanas’ considerado el más frágil del Perú.

En la provincia de La Convención todos sus paisajes de cerros verdes parecen infinitos. El Apu sagrado es la montaña Urusayhua, que con sus decenas caídas de agua y bosques donde habitan osos de anteojos, jaguares y gallitos de las rocas, representa un refugio de vida que merece ser protegido.

El Gobierno Regional del Cusco, ha logrado la creación del Área de Conservación Regional (ACR) Chuyapi Urusayhua, mediante Decreto Supremo N° 003-2021-MINAM publicado hoy en el diario oficial El Peruano.

La propuesta fue hecha a través de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Medio Ambiente ante el Ministerio del Ambiente (MINAM), el mismo que a través del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), oficializó esta nueva área de conservación natural.
Ubicado en los distritos de Echarati, Vilcabamba y Santa Ana (La Convención), Chuyapi Urusayhua ahora asegura la conservación de dos ecorregiones, seis pisos ecológicos y 12 sistemas ecológicos asociados a la montaña del Urusayhua y, la parte alta de la cuenca de Chuyapi. Del mismo modo, la diversidad biológica que albergan, garantiza la provisión de los servicios ecosistémicos en beneficio de las poblaciones locales y contribuye a la mitigación del cambio climático.

En sus 80,190.78 hectáreas de extensión, se conservan las ecorregiones de punas húmedas de los andes centrales y yungas peruanas, considerada como una de las ecorregiones más frágiles del Perú debido a factores como la deforestación e incendios forestales.

El ACR Chuyapi Urusayhua alberga, además, tres zonas prioritarias de conservación para el país como son los ríos Cumpirushiato, Cushireni, Cirialo, así como el río Vilcabamba y el bosque sabanero valle La Convención.

En su ámbito se registran 936 especies de flora; de los cuales, 25 se encuentran en algún estado de conservación por la legislación nacional e internacional; entre ellas, el romerillo, nogal, cedro y quina.

Asimismo, alberga 82 especies de mamíferos, 412 de aves, 30 de anfibios y 22 de reptiles. En esa zona natural se han identificado especies endémicas del Perú y características del bosque nublado como mono araña, oso de anteojos, puma, jaguar, yaguarundí, gallito de las rocas, pava aburría, guacamayo cabeciazul, entre otros.

Con su reconocimiento, también se asegura la conservación de importantes servicios ecosistémicos como la regulación en la calidad del aire, la captura de carbono como medida de mitigación frente al cambio climático, el abastecimiento de agua en calidad y cantidad al conservar cabeceras de cuenca, así como el suministro de plantas medicinales y especies forestales maderables en beneficio de sus poblaciones locales.

Solo en el ámbito de esta nueva área de conservación, nacen cinco cuencas hidrográficas: Cirialo, San Miguel, Cushireni, Vilcabamba y Chuyapi que provee de agua de calidad a la población de Quillabamba con más de 46 mil usuarios de la red de agua potable.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *