Empresas deciden aplazar inversiones en Perú ante incertidumbre electoral de una “polarizada” segunda vuelta


Según un sondeo realizado por el Servicio de Asesoría Empresarial (SAE) de APOYO Consultoría, el 75% de empresas están aplazando realizar inversiones de corto plazo en el Perú debido a la incertidumbre electoral ocasionada por la polarizada Segunda Vuelta Electoral.

Los candidatos Pedro Castillo (izquierda radical) y Keiko Fujimori (derecha populista) se medirán en el segundo balotaje electoral que definirá quien lleva las riendas del país los proximos 5 años.

La polarización de ambos extremos ha generado incertidumbre en el mercado peruano y los inversionistas, que han detenido sus proyectos hasta nuevo aviso.

Según las opiniones recogidas de los empresarios, SAE indica que la confianza para contratar más personal se redujo de 3 puntos a -9 puntos entre febrero y abril.

El próximo 06 de junio se realizará la segunda vuelta electoral en la que se resolverá si Pedro Castillo (Perú Libre) o Keiko Fujimori (Fuerza Popular) lograran sentarse en el sillón presidencial.

Otro dato relevantes es que la confianza para invertir en Perú se deterioró pasando de 3 puntos en febrero a -27 puntos en abril, de acuerdo con un sondeo realizado a 300 empresas suscritas al SAE de Apoyo Consultoría.

Este nefasto resultado solo es superado por el obtenido en el segundo trimestre del 2020 cuando inicio la pandemia de la COVID-19, se cerraron los comercios y las inversiones en Perú llegaron a -68 puntos.

El 75% de ejecutivos indica, además, que sus empresas están optando por aplazar algunas decisiones de inversión de corto plazo y un 4% ha decidido suspender sus decisiones de inversión de manera indefinida.

Un 37% señala que es probable que posterguen sus inversiones hasta después de la segunda vuelta, ante la mayor intención de voto a favor de Castillo, quien plantea un cambio en el modelo económico total.

“La aplicación de estas posibles reformas en un eventual gobierno de Castillo implicaría cambios drásticos de carácter constitucional. El 85% de los ejecutivos asignó una probabilidad alta o muy alta a que el rol empresarial del Estado se incrementaría significativamente, mientras que el 79% señala una probabilidad similar de que se vulneraría la autonomía del BCR para financiar mayor gasto público”, indica el sondeo.

Otro temor que ha expresado el 65% de empresas es que hay una probabilidad alta o muy alta de que se desmantelen tratados de libre comercio y se anulen los contratos de estabilidad tributaria.

Por último, el sondeo arroja que seis de cada 10 ejecutivos considera que es bastante factible que se estaticen o nacionalicen empresas de los sectores minero, energético o de infraestructura, tal y como indica el plan de gobierno del candidato.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *