Festividad de Bajada de Reyes del Niño Jesús de Marcaccocha es Patrimonio Cultural de la Nación

Festividad de Bajada de Reyes del Niño Jesús de Marcaccocha es Patrimonio Cultural de la Nación

El Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a la Festividad de la Bajada de Reyes del Niño Jesús de Marcaccocha del distrito de Ollantaytambo, provincia de Urubamba, departamento de Cusco, por ser una expresión de gran complejidad y riqueza en la que participan tanto las comunidades campesinas y centros poblados de este lugar, como la población urbana de la capital cusqueña.

Mira: (Video y Fotos) Así recibe Ollantaytambo el Año Nuevo Andino – Solsticio de Invierno

Se trata de una festividad en la que se dan cita motivos originarios y cristianos a nivel de organización, tradición oral, ritualidad, imaginería, danzas, arte textil y culinario.

Además reinterpretan la tradición cristiana de los Reyes Magos como una celebración en que están las tres imágenes del Niño Jesús. Cada comunidad y centro poblado que ´participa de la fiesta da su especial aporte a los “carguyoc” y a la presentación de comparsas de baile.

La Festividad de Bajada de Reyes de Marcaccocha se celebra del 5 al 9 de enero en la capital distrital de Ollantaytambo, provincia de Urubamba. Participan las comunidades campesinas y autoridades del distrito.

Esta fecha consiste en una serie de misas y procesiones con presentación de comparsas de baile, presididas por carguyoqs responsables de la realización de la fiesta. Acompañan las autoridades tradicionales, y miembros de las comunidades de la microcuenca del río Patacancha. Pobladores de Ollanta, Pallata, Huilloc, Patacancha, Rumira Sondormayo, Yanamayo, Quelcanca, más otras comunidades del distrito llegan a la celebración.

Historia

La festividad se realiza alrededor de tres imágenes del Niño Dios, a partir de una tradición oral sobre la aparición milagrosa de un misterioso niño. Se cuenta que en el sector de Lloq’e Cruz de la comunidad de Huilloc, un poblador llamado Edén Puklla pasteaba sus ovejas en el sector de Cochapampa-Marcaccocha junto a su hijo Manuel.

Cierto tiempo después, el niño empezó a cambiar de conducta pues llevaba a pastear el ganado pero no comía su refrigerio. Regresando a casa explicaba que compartía el tiempo jugando con un niño “misticha” (mestizo) de su edad llamado Jesús.

Ese niño le decía ser su paisano. Sus padres preocupados le encargaron otras labores como el hilado de lana, para que no se distrajera; Luego el pequeño contó que el niño Jesús le ayudaba con esa labor adicional.

Luego le avisaron a Edén Puklla que su hijo jugaba todo el día con un niño blanco, claramente foráneo, al costado de la laguna de Cochapampa. El padre avisó a los pobladores de Ollantaytambo, quienes decidieron ir a verlos. Cuando intentaron atraparlos el niño Jesús intentó huir.

Según cuentan un poblador logró atraparlo en unos arbustos, peor en el acto, este se transformó en una imagen de pasta. Al ocurrir esto, su amigo de juegos falleció de tristeza y fue enterrado. Sin embargo algunas versiones, dicen que se transformó en piedra.

La imagen

La imagen del niño Jesús fue llevada en una urna de plata y oro al templo Santiago Apóstol de Ollantaytambo. Cuentan que de ahí, el niño tomaba forma humana y escapaba para volver a su sitio de origen en Marcaccocha.

Dicen que la imagen aparecía con los pies manchados de barro, la ropa raída y el cabello desordenado. Para evitar esto, le colocó una cadenita de oro en un tobillo.

A cambio, se hizo una réplica del mismo para colocarlo en una capilla construida en Marcaccocha; lugar de la milagrosa aparición.

Posteriormente, se hizo otra réplica en el barrio de Qosqo Ayllu de Ollantaytambo, actualmente llamado Samachina ( lugar de descanso). Esta imagen fue colocada originalmente en casa de la familia Jibaja; cerca de la cual fue alzada una capilla. Actualmente esta capilla es el albergue de las tres imágenes del Niño Jesús durante la fiesta.

Los tres niños

Las tres imágenes del Niño Jesús tienen diferentes denominaciones en la tradición oral del distrito. La imagen guardada en el templo Santiago Apóstol es llamada Niño Original de Marcaccocha y la que se encuentra en la capilla de Samachina es denominada Niño Pastor de Marcaccocha.

Las imágenes también han sido nombradas a partir de los nombres de los Reyes Magos: la de la capilla de Marcaccocha, la más grande de las tres, es llamada niño Melchor, nombre con el que es más conocida; la imagen del templo Santiago Apóstol de Ollantaytambo, de proporciones menores, es llamada también niño Baltazar; y el Niño de la capilla de Samachina, de menor tamaño, es llamada niño Gaspar.

La fiesta es acompañada de un nutrido número de danzas, provenientes de las diversas comunidades del distrito. Algunas han estado tradicionalmente ligadas al culto al Niño Jesús, como las danzas Huayllascha y Wallatas.

Patrimonio Cultural de la Nación

La resolución viceministerial N° 000267-2021-VMPCIC/MC está suscrita por la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Sonaly Tuesta.

Indica que se encarga a la Dirección de Patrimonio Inmaterial, en coordinación con la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco y la comunidad de portadores, la elaboración cada cinco años de un informe detallado sobre el estado de la expresión declarada, de modo que el registro institucional pueda ser actualizado a efectos de realizar el seguimiento institucional de su desenvolvimiento y salvaguardia, de ser el caso.

Festividad de Bajada de Reyes del Niño Jesús de Marcaccocha es Patrimonio Cultural de la Nación

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *