Habitantes de Urb. Cachimayo denuncian que alcalde de San Sebastián estaría incentivando enfrentamientos entre vecinos


“Cargado de perversidad” asì denominaron al alcalde de San Sebastián Mario Loayza frente a los acontecimientos que están desencadenando la utilización de un área verde para la construcción de un centro de monitoreo de seguridad ciudadana.

En un comunicado emitido por la asociación de vecinos de la Urb. Cachimayo, manifestaron que Mario Teófilo Loaiza Moriano pretende generar odios entre vecinos de urbanizaciones hermanas con tal de ejecutar proyecto con serias irregularidades.

“ALCALDE DE SAN SEBASTIÁN INCENTIVA ENFRENTAMIENTO FRATRICIDA ENTRE HABITANTES DEL DISTRITO” titularon el docuemnto que indica los siguiente:

En un acto completamente desesperado por justificar su abusiva intromisión al Área Verde del Parque Recreacional de la Urb. Cachimayo, específicamente en el sector asignado a los juegos infantiles, el alcalde sebastiano Mario Loaiza pretende, con absoluta perversidad el generar discordia y enfrentamientos fratricidas entre los vecinos de otras urbanizaciones del distrito contra los vecinos que viven en inmediaciones al citado Parque, principales afectados por la ansiedad del burgomaestre por sembrar fierro y cemento.

Es así que Loaiza Moriano, en el marco de una reunión sostenida con moradores de la margen derecha del distrito y llevado por su frustración sumado al odio visceral que le tiene a los socios de la Urb. Cachimayo de
la segunda etapa vocifero expresiones como “…cuando los convoquemos estén presentes para HACER RETROCEDER a esas personas por su capricho” u otras como “…hasta en las redes sociales ustedes TIENEN QUE POYARME” no hacen más que alentar a la discordia entre urbanizaciones hermanas.

En ese sentido, el inefable alcalde Loaiza azuza a los pobladores sebastianos de manera desvergonzada y manifiesta, que la negativa a la construcción de su costoso “centro de monitoreo” se debe a una supuesta pérdida de visibilidad de la luz solar, NADA MÁS ALEJADO DE LA VERDAD, ya que soterradamente quiere justificar la ilegitimidad de su acción, claramente atentatoria a los derechos de las niñas y los niños; principales víctimas de su proceder ilógico y egocéntrico que la contraloría y las instancias judiciales deberán sancionar.

Estas expresiones “enfrentacionistas” no hacen más que pintar de cuerpo entero a este nefasto personaje, declarado en las urbanizaciones circundantes al Parque Recreacional Cachimayo como enemigo de la niñez y la juventud, cuando es él, quien se ha ENCAPRICHADO de manera obsesiva con la fracción de terreno correspondiente a los juegos Infantiles, los cuales lucen destrozados al pie de la maquinaria pesada de propiedad de la comuna, la cual cumplirá casi un mes de encontrarse internada en el Área Verde del parque en lugar de realizar trabajos de prevención frente a la temporada de lluvias.

Asimismo, la decisión improvisada, arbitraria, perversa y malintencionada de Mario Loaiza no le permite admitir que su proyecto ha sido expectorado de los barrios y asociaciones circundantes a la Urb. Cachimayo de donde los han corrido de forma vergonzosa; cabalmente esas asociaciones tienen una mayor cantidad de pobladores; así también, el alcalde ha revelado su verdadera intención, trasladar las oficinas de la municipalidad a esta zona por estar “APRETADOS”, lo que indica que su centro de monitoreo es una pantalla para segundas intenciones que perjudican enormemente a la niñez que habita el sector.

Finalmente, mencionar que cada 20 de noviembre se conmemora a nivel mundial el “DIA DE LA DECLARACION UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ” fecha que para el señor Mario Loaiza Moriano no tiene ni la más mínima significación, y como prueba tangible de ello está la excavadora de la municipalidad que se impone y se yergue por sobre los juegos infantiles de inocentes niñas y niños, VAYA MANERA DE ZURRARSE EN LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ CUSQUEÑA

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *