spot_img

Venezolanos y peruanos voluntarios plantaron 50 mil árboles nativos en Santuario de Machu Picchu

Bajo el lema de “Juntos por el medio ambiente”, más de 100 venezolanos y peruanos voluntarios plantaron 50 mil árboles nativos en Santuario de Machu Picchu.

𝘎𝘳𝘢𝘤𝘪𝘢𝘴 𝘢 𝘦𝘴𝘵𝘢 𝘪𝘯𝘪𝘤𝘪𝘢𝘵𝘪𝘷𝘢, 𝘴𝘦 𝘳𝘦𝘤𝘶𝘱𝘦𝘳𝘢𝘳á 𝘭𝘢 𝘤𝘰𝘣𝘦𝘳𝘵𝘶𝘳𝘢 𝘷𝘦𝘨𝘦𝘵𝘢𝘭, 𝘥𝘦𝘨𝘳𝘢𝘥𝘢𝘥𝘢 𝘱𝘰𝘳 𝘥𝘦𝘴𝘭𝘪𝘻𝘢𝘮𝘪𝘦𝘯𝘵𝘰𝘴 𝘦 𝘪𝘯𝘤𝘦𝘯𝘥𝘪𝘰𝘴 𝘧𝘰𝘳𝘦𝘴𝘵𝘢𝘭𝘦𝘴.

Ollas comunes de Cusco recibirán apoyo gracias a fondos recaudados en “Concierto Solidario”

Un grupo de voluntarios peruanos y venezolanos de la Brigada «Gracias Causa», reforestaron este fin de semana 50.000 especies nativas de árboles en la comunidad campesina de Piscacucho; zona de amortiguamiento del Santuario Histórico de Machu Picchu.

Este logro forma parte del proyecto “Un millón de árboles para Machu Picchu y sus zonas de amortiguamiento”. Esta impulsado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) con el apoyo del Gobierno Regional del Cusco, Cáritas Cusco, ACNUR – la Agencia de la ONU para los Refugiados, Agencias de Turismo y otros aliados estratégicos.

«Todos podemos ayudar a la protección de nuestro medio ambiente y hacer frente a los efectos del cambio climático con buenas prácticas ambientales». Afirmó Alvaro Sani, representante de Cáritas Cusco.

«Por ello el esfuerzo de esta brigada es un ejemplo a seguir, demostrando que cuando trabajamos en conjunto, podemos lograr lo que parece imposible”, agregó.

Por su parte, Federico Agusti, representante de ACNUR en Perú destacó la unión entre los ciudadanos peruanos y venezolanos. «Esta brigada muestra la unión de peruanos y venezolanos en una misma causa: proteger el medio ambiente», dijo.

«Es un ejemplo de cómo podemos sumar y avanzar juntos cuando nos enfocamos en las causas que nos unen y no en lo que nos diferencia. Estas actividades son clave para promover la integración en pro del desarrollo del Perú y de todos quienes habitamos aquí”, refirió.

#GraciasCausa

Asimismo Orielsa Teran, una de las voluntarias venezolanas de la brigada #GraciasCausa, dijo estar muy contenta por la acogida en Cusco. «Lo lindo de ser culturas diferentes es que aprendemos unos de otros y podemos integrarnos y hacer una sola fuerza en favor del medio ambiente».

Son más de 100 voluntarias y voluntarios, entre peruanos y venezolanos, de la Brigada #GraciasCausa que están trabajando en favor de sus comunidades y del medio ambiente en Cusco y Madre de Dios. Las principales actividades tienen gran impacto positivo como el mantenimiento y limpieza en zonas turísticas, ornamentación y reforestación.

Venezolanos y peruanos voluntarios plantaron 50 mil árboles nativos en Santuario de Machu Picchu

Últimas publicaciones

spot_img

Artículos relacionados